Blog

Sobreviviendo 2020

Como líderes en el ministerio, todos comenzamos 2020 con planes bien definidos. Nuestros calendarios estaban, en su mayor parte, llenos en enero con lo que pensamos que Dios quería que hiciéramos durante el año. Y eso duró 2,5 meses. ¿Qué sucede cuando nuestros planes se ven interrumpidos?

Pablo tuvo el mismo problema. Había llevado a Timoteo en su viaje mientras supervisaba las iglesias. El plan iba bien mientras atravesaban Frigia y Galacia. Pero el Espíritu Santo los detuvo cuando comenzaron a ir a Asia. Hechos 16:6 dice: "El Espíritu Santo les prohibió predicar la palabra en Asia". ¡Guauu! ¡Les prohibió predicar la palabra!

Nunca pensaríamos que el Espíritu Santo prohibiría algo tan importante.

El versículo 7 continúa diciendo: "Después de haber venido a Misia, trataron de entrar en Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió". Parecía que todo lo que habían planeado estaba siendo detenido por el Espíritu de Dios. Pero ... si hubieran ido a esos lugares, se habrían perdido de llevar a Lidia al Señor, y de tener un nuevo compañero de ministerio. No habrían liberado a una joven endemoniada, ni nos habrían dado un ejemplo de alabar a Dios en las peores circunstancias o habrían llevado al Señor a un guardia de la prisión y a su familia.

¿Qué pasa si las interrupciones de 2020 provienen del Espíritu Santo? Piensa en ello. ¿No crees que Pablo podría haber pensado que Satanás estaba impidiendo su viaje a Asia? ¡Iba a predicar la palabra, después de todo! Yo lo habría pensado. Pero el Espíritu Santo hizo obvio que estaba deteniendo el plan de Pablo.

Me pregunto si Dios nos ha sacado de nuestras zonas de confort, destruyendo nuestra caja cuidadosamente construida, con el Coronavirus. Obviamente ha sacudido nuestro mundo para llamar nuestra atención.

Necesitamos parar y preguntarle a Dios qué está haciendo, qué desea, a dónde va y cómo podemos alinearnos con él.

Mi esposo ha planeado y dirigido cientos de viajes misioneros a corto plazo y en cada uno de esos viajes, ha advertido a los miembros del equipo que sean flexibles, no manipulables y dispuestos a perder el rombo, pero flexibles y dispuestos a fluir fácilmente con el Espíritu de Dios. En cada uno de esos viajes, parece que las cosas nunca salen como hubiéramos querido, por ello tuvimos que  aprender lo importante ser flexibles. Ha habido viajes que han cambiado por completo una vez que llegamos al campo misionero, y he aprendido que ese consejo no es solo no solo se aplica para viajes de misioneros, sino también en nuestra vida, ¿Estamos siendo flexibles en 2020 con los efectos del coronavirus?

Me duele muchísimo los terribles efectos de este virus: muertes, enfermedades, trastornos escolares, pérdidas comerciales y el cierre temporal de iglesias. Sin embargo, no lamento que las viejas tradiciones y muros hayan sido derribados. ¡Personalmente, la sacudida me ha revitalizado! Amo las cosas nuevas. Me encanta ser parte de dar a luz cosas nuevas.

Entonces, con mi caja completamente vacía, me ha dado la oportunidad de pensar en cómo hacer esas cosas nuevas, o incluso cosas viejas de una manera nueva. Me emociona tener una visión fresca.

También me obligó a parar y escuchar la voz de Dios por sus deseos en este momento.

Todos hemos experimentado un cambio de paradigma en 2020. A veces es difícil para nuestras mentes ponerse al día, ¿no? Y Satanás nunca quiere algo nuevo y productivo para nuestras vidas. Prefiere que muramos encadenados a los a lo que ya murió. Él nunca quiere que salgamos de esa vieja caja, ¿verdad? Él está constantemente tratando de arrastrarnos de vuelta a la esclavitud. La verdad es que el objetivo de Satanás es destruirnos. Y si tenemos un cambio de paradigma para bien, él quiere destruir eso también. Está en guerra con el plan de Dios para nuestras vidas. ¡Satanás no quiere que pensemos de manera productiva!

Por lo tanto, siempre es aconsejable estar alerta a las asechanzas enemigo y enfocarnos en Dios. El camino de Dios es fructífero y lleno de vida, incluso si terminas en prisión encadenado, como Pablo. Es en esos lugares donde más te sorprende.

Entonces, ¿qué hacemos con los planes interrumpidos? Creo que Dios ha derribado los muros de las cajas de nuestra vida. Y solo tal vez Él está preguntando: "¿me permitirías sorprenderte? ¿Te gustaría ver algo que solo yo pueda hacer? ¿Eres lo suficientemente valiente como para seguirme? ¿Lo eres?

Sobre el Author

Visita el Muro de Oración

ORA POR NACIONES Y AQUELLOS QUE SIRVEN EN ELLAS

Related Posts

Un Asunto De Tiempo.

Un Asunto De Tiempo.

Por Tethe Fernandez Ocho en punto de la noche. Las campanas entonan una melodía...
Japón

Japón

Introducción Una de las sociedades más admirables del mundo, Japón combina de...
India

India

Introducción La India es un país rico en patrimonio y tradición. Con 1.200 millones...