Blog

Superando Los “No”

Superando El Primer No

Había tanta emoción y miedo en mi corazón al entrar a la oficina de la Escuela que podía sentir los latidos de mi corazón. Mi hijo acababa de entrar al Jardín de Niños de una escuela que organizaba anualmente viajes misioneros a India. "¿Dónde puedo registrarme para el viaje a India?" Le pregunté a la secretaria. Después de un breve silencio y una mirada que expresaba molestia, me respondió con un tono áspero "Los viajes son para los estudiantes. Estudiantes de bachillerato. Usted no puede ir". Completamente descorazonada salí de esa oficina aceptando ese "no" en mi corazón por mucho tiempo.

Un día, doce años después, cuando mi hijo estaba ya a punto de salir de la secundaria me encontré en los pasillos del colegio con el Director de la escuela, quien es encargado de organizar los viajes. "Hey," Le dije, "Verdad que no me permitiría ir al viaje a India. Es solo para los estudiantes, ¿Cierto?" El se detuvo por completo  y con la mirada llena de sorpresa me dijo "¡¿Usted iría?! Necesito una mujer adulta que acompañe a los estudiantes". Tres meses mas tarde me encontraba sentada con un grupo de estudiantes cantando "Nuestro Dios Es Grande" en una colonia de leprosos en el norte de India. Ahi, tuve el honor de orar por esta mujer (la foto abajo), y tomé su foto mientras nuestro camión se iba y ella se detuvo para mirarnos partir. Ese fue uno de los muchísimos momentos que Dios me regaló en ese viaje que yo pensé que sería imposible de realizar.

¿Hay alguna voz que te este diciendo "no" por meses, años, quizás décadas? ¿Has aceptado ese "no" en tu corazón? ¿Te has atrevido a preguntarle al Único que realmente tiene autoridad sobre tu vida, si es que puedes ir? Las voces de los "nos" vienen de familiares, amigos, tu cuenta de banco, miedos irracionales, desilusiones del pasado, excusas, y la lista sigue y sigue.

El primer paso en superar el "no" para el llamado a las misiones es identificarlo. Después permite que la pregunta "¿Qué tal si sí?" desafíe ese "no". ¿Qué pasaría si tu no permitieras que ese "no" se interpusiera entre tu y ese viaje?, ¿Qué pasaría si ese "no" tuviera menos autoridad en tu vida? La secretaria de la escuela, ¿realmente tenía la autoridad para decidir por mi? La tuvo mientras yo se lo permití. Atrévete a preguntarte a ti mismo "¿Qué si Dios puede abrir un camino donde parece que no lo hay?" Detente un poco y toma tiempo para preguntarle al Espíritu Santo a qué o a quién le has permitido un "no" que nunca vino de El. De la misma manera que yo crucé caminos con el que dirigía el viaje y le hice la pregunta, ¿te permitirías preguntarle a Quien dirige tu vida si el abriría un camino nuevo para ti?

Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas; el que saca carro y caballo, ejército y fuerza; caen juntamente para no levantarse; fenecen, como pábilo quedan apagados. No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Isaías 43:16-19

 

Superando El No De Las Finanzas

Si el "no" que detiene tu llamado a las misiones es tu cuenta de banco, déjame decirte, te entiendo. Las finanzas aman gritarme "es imposible" a mi también. Así que déjame llegar al grano. Levanta fondos. Asegúrate que todos sepan lo que Dios ha puesto en tu corazón . Permite que otros sean parte de lo que Dios te ha llamado a hacer por medio de su apoyo. Pídele a Dios formas creativas de generar finanzas para tu viaje. Manda correos electrónicos. Publica en redes sociales. Ve a tu célula o grupo de estudio de la Biblia y comparte como el amor de Dios por esa nación o grupo de personas en particular te está moviendo. Y no olvides lo más importante, rinde tu viaje a El.

Una semana antes de mi segundo viaje "imposible" a India, esta  vez viajando con Wild For The Nations, estaba cientos de dólares abajo de mi meta. Llegué a pensar, "bueno, si no levanto los fondos, no voy". Al mismo tiempo, yo sabía que no había contactado a familiares cercanos para contarles del viaje. Básicamente por que no quería verme en la posición de "pedir dinero". Con un corazón humilde, les escribí contándoles la visión del viaje y mi anhelo de ir. En menos de 5 minutos mis familiares enviaron cada dólar que hacía falta, y me mandaron una nota muy especial donde me agradecían profundamente que yo les permitiera ser parte de este proyecto. Dos días antes de que partiéramos, una amiga me bendijo con dinero por si yo necesitara algo extra durante el viaje, así que me fui a India con todos mis gastos cubiertos y aún más de lo necesario.

Puede que estés pensando "eso solo te pasa a ti. Yo no tengo familiares de ese tipo". Y tal vez tengas razón, pero ese no es el punto. Aquí está una verdad que quiero poner delante de ti, tu tendrás tu propia historia. Dios abrirá camino para ti cuando parezca que es imposible, pero nunca sabrás cuál es ese camino hasta que no te atrevas a caminar. ¿Qué tal si Dios tiene más autoridad que tus finanzas? Habla con el Espíritu Santo sobre ello, y después dale la oportunidad de demostrártelo, ¿qué podrías perder?

 

Superando El No Del Temor

Temor a volar en avión, temor al peligro, temor a no hablar el idioma, temor a las condiciones del lugar donde te hospedarás, o a qué comerás o a sentirte inadecuado para ministrar... ¿Hay algún temor diciéndote no a un viaje misionero o a algo que Dios te llamó? Déjame ser directa, ¿desde hace cuanto esa voz de temor ha sonado más fuerte en tu corazón que la voz de Dios? ¡Dios no te ha dado espíritu de temor! Te ha dado espíritu de poder, amor y dominio propio.

Se muy honesto contigo mismo unos minutos, ¿en dónde está anclada tu mente? ¿en las cosas del arriba o las de abajo? ¿tu mentalidad se supone que sea fijada en las cosas de este mundo, las cosas que ves o puedes sentir? ¡No! Dios te creó para que cumplieras sus propósitos  y el llamado que El tiene en tu vida. Eres diseñado para su Reino. Eres valiente. Estás más que listo para desafiar los "nos" en tu vida con la verdad  de quien eres tú y Quién dirige tus pasos.

¿Qué si esta oportunidad frente a ti, es la oportunidad que Dios use para quebrar todos esos miedos que te han detenido por tanto tiempo? ¡El te esta llamando a una vida de aventuras a su lado! No hay temor que pueda establecer su gobierno donde El gobierna. Permítele al Espíritu Santo ministrarte Su verdad, y hablarte de como te ven sus ojos y quien es El en tu vida. Toma una postura firme ante el temor y déjale saber que no podrá interferir más entre ti y tu llamado de ministrar su amor a las naciones.

“Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres..“ Mateo 4:19

 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones..” Mateo 28:19

 

El "Sí" de Dios

Si tu deseo es compartir el amor de Dios en las naciones, ¿adivina qué? Dios dice "Sí".

¡Anunciemos entre todas las naciones
su grandeza y sus maravillas! 1 Crónicas 16:24

Con este "Sí" asentado en tu corazón, la siguiente pregunta es ¿cómo se verá esto cumplido? ¡La respuesta es tan ilimitada como nuestro Dios! Quizá un primer paso sea apoyar financieramente o por medio de la oración a una organización como Wild. Tal vez sea iniciar una labor como voluntario o tal vez incluso Dios te está llamando a un primer paso para viajar a otra nación (¡aquí puedes conocer oportunidades!). Toma ese primer paso hacia donde él te está llamando. El ya te dijo que "Sí", ¿Qué dirás tu?

Conoce el Proyecto India

Detalles, información y más.

Related Posts

China

China

Introducción Con 1.400 millones de habitantes, China tiene la población más alta...
India

India

Introducción La India es un país rico en patrimonio y tradición. Con 1.200 millones...